domingo, 6 de mayo de 2012

Sunday Morning

Un disco:
The Flaming Stars - Bring me the rest of Alfred Garcia (Singles 1995 - 1996)
Dice la leyenda que Peckinpah rodó "Quiero la cabeza de Alfredo García" para sacarse el estrés de encima. Terapia de shock con su buen amigo Warren Oates después de "Pat Garret y Billy the Kid" y "La Huida". Nada, un pim pam: una mujer embarazada y mancillada, un padre fiero y un encargo. A partir de ahí, las peripecias del amigo Oates con la cabeza de pichón en el salpicadero del coche. Para cuando el encargo se refiera a los restos de Alfredo García, se puede suponer de qué irá el asunto. Botas sucias, salpicaduras de sangre y cerveza, espuelas, manos y almas nerviosas, una larga barra y unos ojos mirándose de un extremo al otro. Los gaznates resecos del miedo que suplican ser remojados, las nueces del cuello que bailan arriba y abajo, los pulgares sujetos al cinto. Más que palabras, un silencio del está todo dicho. Instrumental de iglesia de madera con su órgano desafinado. Western polvoriento como divisa, borracho de violencia, el malo y el bueno compartiendo retrato encima de la cifra de la recompensa. El sheriff que viene a por todo, la chica que se entregará al ganador del duelo, la puta que se enamorará del perverso, el sacerdote que repartirá cruces y números para el cementerio más cercano. En un momento, una nota nos hace abrir los ojos, una armónica desafinada, por ejemplo. Volvemos al presente, con este disco relleno de himnos garajeros que pretenden un salto al vacío, un viaje al pueblo fantasma que todos conservamos en la mente, donde acostumbramos a perdernos cuando ya no nos entra nada.

  Bandit Country:
 

 Un Libro:
 Stephen King - Mientras Escribo
 
Un consejo: "A mi modo de ver, todos los relatos y novelas constan de tres partes: la narración, que hace que se mueva la historia de A a B y por último hasta Z, la descripción, que genera una realidad sensorial para el lector, y el diálogo, que da la vida a los personajes a través de sus voces. Te preguntarás dónde queda la trama. La respuesta (al menos la mía) es que en ninguna parte. No pretendo convencerte de que nunca haya preparado una sinopsis previa, porque seria como sostener que nunca he dicho mentiras, pero hago ambas cosas lo menos posible. Desconfío de los argumentos por dos razones: la primera, que nuestras vidas apenas tienen argumento, aunque se sumen todas las precauciones sensatas y los escrupulosos planes de futuro; la segunda, que considero incompatibles el argumento y la espontaneidad de la creación auténtica".

2 comentarios:

Francesc Bon dijo...

Estic fatal d'inspiració, Tuli, així que comentari estandaritzat, que hi farem.
M'han fet gràcia els Flaming Stars, m'agraden les guitarres amb trèmolo, sense passar-se.
I et sembla que està bé el llibre del King ?? No m'interessa gaire la seva obra, però potser si que m'has fet venir curiositat de veure que hi pensa, del seu éxit aclaparador.
Adeu !!

Márquez de la Nogal dijo...

Merci pel comentari, Francesc.
Doncs jo tampoc sóc gaire de Stephen King però la seva opinió m'interessa perquè en sap un niu d'escriure.
D'aquí la sorprenent opinió sobre la trama de la que el paio passa. Passa de la trama i de la sinopsi. Lo seu es escriure a raig. Amb dos collons.
Doncs, això.
I amunt la inspiració!