lunes, 28 de mayo de 2012

El asunto de la pobreza


A petición de Francesc Bon, habitual del blog de John Self:

De la borrachera de las palabras a la resaca de la conciencia, madre de todos los KO's técnicos y puñetazos finales. Cuando despertemos, en la cabeza pesan las estupideces de unos cuantos, extraños a nuestro quehacer diario pero con una lengua como la alfombra roja de Cannes. Mientras a unos otros les han condecorado para que todos seamos felices hoy y mañana, y que el regocijo nos alcance, si puede ser, hasta el fin de semana. Humo, fumbol y camisetas deportivas. Y, sobretodo, grandes palabras, golpeadoras.
Ahora ya ha pasado. Las pitadas y las estupideces. Las reivindicaciones caseras.
Ayer era día de reflexión. Ayer el aprendiz de sacerdote, el come-cirios oficial del reino, expresamente venido de tierras extranjeras, vino a oficiar. Ayer era el día de la reflexión global.
Mi terapeuta de los años imperfectos, Marcela, lo llamaba "las caquitas". Eso. La sociedad bienpensante de náuticas en los pies y jersey Lacoste atado al cuello, de los vaqueros para el sábado y el domingo, y las manoletinas para ellas con un perfume ligeramente afrutado detrás de las orejas, sacaron a paseo su candor y su solidaridad. "Un día al año no hace daño". Oficiado por nuestro monaguillo oficial, el sobrino preferido de todas las abuelas del país, ayer dimos el do de pecho, la cartera, el donativo para mostrar la cara más favorable para ayudar. Patrocinado por la televisión pública, todo queda atado y bien atado, planchado y perfecto, con la cantidad justa de risas y lágrimas, con las pulseras rojas y la comedia para todos los públicos de los jugadores del Barça...
 Las caquitas...
Este sábado, este otro periodista de altos vuelos que es Albert Om dedicaba la contra del periodico Ara a pedirle al maestro de maestros, el inimitable Joaquim TDP Puyal, que diese el paso al frente que esta sociedad necesita. Que, como catalán del año, insistiese en darle a la bilis y volviera a maravillarnos. "Eres tú, quizás, Quim", escribía el periodista desde su página con la voz gruesa típica de la plana de Vic.

Este mundo actual nuestro se va quebrando y toda esta peña maravillosa no para de saltar encima de nuestras molleras.




Spiritualized - "Soul On Fire" por TheSyndicate

3 comentarios:

Quien Pereira dijo...

Ahora te entiendo! Tuli? Me gusta lo que escribís, y me dieron ganas de aprender catalán.

Saludos

Márquez de la Nogal dijo...

Gracias por el comentario!
Pues iré doblando los posts al castellano de vez en cuando.
No es problema
Aunque catalán soy fácilmente bilingüe.
En cuánto a comprensión, que por mi no quede

Quien Pereira dijo...

Seguiré viniendo entonces. Hasta pronto!